Chistes largos





Chistes largos


Un viejo ingeniero se jubila.

Un año después, la empresa le llama. Tienen un problema técnico con una máquina que él diseñó. Nadie más en la empresa puede averiguar qué es lo que falla y quieren que él les ayude.

El ingeniero acepta y acude. Se acerca a la máquina, abre un panel y se queda mirando el funcionamiento.

Después de un rato, saca un trozo de tiza del bolsillo y marca una “X” en un componente en particular y dice:

—Ahí está el problema. —Y se va.

La empresa sustituye la pieza y todo funciona bien.

Unos días después, la empresa recibe una factura del ingeniero jubilado por valor de 100.000 dólares. Le llaman y le preguntan por qué la factura es tan exagerada.

Él responde, desglosando la factura:

—Es 1 dólar por la tiza y 99.999 dólares por saber dónde ponerla.

😄 😄 😄


Un físico, un químico y un programador van en un coche por la carretera. De repente el coche comienza a hacer un ruido extraño.

Paran el coche y, dejando el motor en marcha, intentan adivinar qué está sucediendo mirando el motor.

El físico dice:

—Evidentemente, hay un problema de rozamiento entre los pistones, de ahí el ruido.

El químico replica:

—De eso nada, el ruido es debido a que la gasolina está mal mezclada.

El programador va y dice:

—¿Por qué no lo apagamos, lo encendemos, lo apagamos, lo encendemos, …?

😄 😄 😄


Un médico, un ingeniero y un informático están charlando sobre cuál de sus profesiones es la más antigua.

Empieza el médico:

—Pues mira, la Biblia dice que Dios creó a Eva de una costilla de Adán, esto obviamente requiere cirugía, y por lo tanto, la medicina es la profesión más antigua.

El ingeniero replica:

—Sí, bueno, pero antes de eso, la Biblia dice que Dios separó el orden del caos, esta fue obviamente una obra de ingeniería.

El informático se echa para atrás en la silla y dice sonriendo tranquilamente porque sabe que ha ganado esa mano:

—Sí, pero ¿cómo te crees que Dios creó el caos?

😄 😄 😄


En el museo de historia natural, un visitante pregunta al conservador:

—¿Cuántos años tiene este dinosaurio de aquí?

—Setenta millones y treinta y siete años.

El visitante se queda impresionado ante la precisión de los datos y piensa: “Este museo debe usar un método muy sofisticado para determinar la edad con tanta precisión”.

Intrigado le pregunta al conservador:

—¿Cómo hacen para calcular la edad del dinosaurio con una precisión tan alta?

El conservador le responde:

—Muy sencillo. Llevo trabajando aquí treinta y siete años, y cuando yo llegué me dijeron que el dinosaurio tenía setenta millones de años.

😄 😄 😄


Un periodista que vivía en los Estados Unidos, se entera de que en el sur de Chile vivía un indio que tenía superbuena memoria. Y cómo buen gringo, decide venir a investigar el asunto.

Toma un avión, luego un tren, luego un jeep a la cordillera y por fin dos días a caballo para llegar a un poblado.

—¿Vive aquí el indio con buena memoria?

—Sí —le responden y le señalan una casa.

Entra y ve a un indio de como 90 años.

—Así que usted es quien tiene buena memoria.

—Sí, soy yo.

—¿Y me podría hacer una demostración?

—Claro, ahí está mi diario de vida. —Y le da un libro de cómo 3.000.000 de páginas.

El gringo lo agarra y le comienza a preguntar:

—¿Qué pasó el 2 de abril de 1903?

—Bueno, esa mañana amaneció nublado y yo me puse un chaleco rojo. Mi mamá estaba cociendo un pato salvaje y un vecino gritó porque se le cayó una piedra en el pie.

Y así pasaron un largo rato conversando. El indio siempre acertaba. Así que el gringo se convence y decide volver a EE. UU. a redactar un artículo.

Al despedirse, le preguntó:

—¿Qué hizo cuando cumplió 15?

—Desayuné 2 huevos.

—Cierto, cierto.

El gringo se va y escribe un libro, y se hace famoso y millonario con la historia.

Al cabo de 30 años decide visitar los huesos del indio.

Llega al pueblo y pregunta por la tumba y le dicen que el indio aún vive.

Cuando le ve, dice:

—¿Pero... pero cómo... cómo... cómo...?

—Fritos... fritos... fritos...

😄 😄 😄


Un lechero vasco que se está muriendo en el hospital reúne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.

Dice a su hijo mayor:

—A ti, Pedro, te dejo las casas del norte.

—A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona sur.

—A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del centro.

—Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al oeste de la ciudad.

La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:

—Señora, su esposo es muy rico, les está dejando muchas propiedades.

Y la esposa, sin perder el tiempo, le responde:

—¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche!

😄 😄 😄


Un niño escribe una carta a los Reyes Magos pidiéndoles 30 euros para comprarse unos zapatos en invierno.

En la oficina de correos abren la carta, la leen y se quedan tan sumamente enternecidos con las palabras del pequeño que deciden hacer una recolecta y mandarle otra carta con 10 euros dentro.

Al cabo de unos días, reciben otra carta para los Reyes Magos que dice:

“Queridos Reyes Magos, muchísimas gracias por el dinero, pero la próxima vez no lo mandéis por correo por favor porque algún cartero listillo se ha quedado con 20 euros.”

😄 😄 😄


Un señor tenía una gata y estaba harto de que le arañase todos los muebles de la casa así quería deshacerse de ella.

Se la llevó al monte y la dejó abandonada pero después de unos días la gata regresó.

El señor la volvió a llevar pero esta vez la dejó al otro lado del monte.

La gata volvió otra vez.

Desesperado, le preguntó a un amigo, cómo lo podía hacer para que la gata no volviera y éste le dio algunas indicaciones:

—Cruza el monte, ve al río y crúzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata allí.

Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:

—¿Cómo te fue?

—Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

😄 😄 😄







© 2024 chistes.pro